En Vivo

Cayeron «Los 33 Orientales», una violenta banda de entraderas

La Policía de la Ciudad desbarató una peligrosa banda de entraderas llamada «Los 33 Orientales», responsables de al menos veinte robos en viviendas de los barrios de Caballito y Parque Chacabuco.

La Investigación realizada por la División Robos y Hurtos de la policía porteña llevó más de cinco meses y los cuatro detenidos ya fueron indagados por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 6, a cargo de la Dra. María Provítola, Secretaria 118 del Dr. Sebastián Ghersi. Uno de ellos fue procesado por el delito de “Robo, Privación Ilegitima de la Libertad y Lesiones”.

Las capturas se llevaron a cabo en el marco de allanamientos simultáneos en dos casas de los barrios de Almagro y Parque Chacabuco.

El inicio de las investigaciones tuvo su origen en un robo a un hombre en su domicilio del barrio de Caballito cometido la noche del 12 de mayo último y fue una huella digital detectada en un cuchillo por personal de la División Criminalística de la Policía de la Ciudad la que dio el primer dato para el éxito de la investigación.

Aquella vez, tres delincuentes ingresaron por el balcón, sorprendieron al morador, al que ataron con precintos y blandiendo un cuchillo que tomaron de la cocina, ocasionaron lesiones en los dedos de la mano derecha de la víctima como intimidación para que les dijera donde guardaba el dinero, llevándose 200.000 dólares americanos, y otra suma más en pesos argentinos.

La causa quedó a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 38, a cargo del Dr.Juan Pedro Zoni, quien dispuso que la División Robos y Hurtos de la Policía de la Ciudad se encargue de la investigación.

En la escena de los hechos los peritos de la Superintendencia de Policía Científica  hallaron una huella dactilar sobre el cuchillo que uno de los delincuentes tomó para amenazar y lastimar a la víctima, lo cual derivó en la identificación de uno de los ladrones.

A esa información, los detectives sumaron análisis de redes sociales y tareas de campo que determinaron el domicilio de uno de los integrantes de la banda, de 19 años de edad, logrando el 9 de septiembre su detención. El detenido fue encontrado en un departamento en la calle Neuquén al 700, en Caballito, al que los delincuentes llamaban “el búnker”, ya que allí llevaban el producto de robos.

En el allanamiento, los oficiales hallaron una pared falsa en el cielorraso que ocultaba teléfonos celulares (entre ellos el personal), equipos de comunicaciones de tipo “handy”, elementos de efracción (pinza corta candado y lima metálica, utilizados para romper puertas e ingresar a los domicilios) y de reducción de personas (precintos y cintas de embalar), como así también una PlayStation 4 y una campera deportiva utilizada al momento de cometer el robo.

A partir de los datos acopiados los oficiales realizaron un análisis de los teléfonos, logrando registrar cantidades de conversaciones en el grupo de WhatsApp llamado “Los 33 Orientales”, con el que se comunicaban por el punto de reunión sobre esa calle del barrio de Boedo, donde se junta también una facción de la barra brava de San Lorenzo.

Los investigadores realizaron un relevamiento de ilícitos de similares características dando con certeza que los integrantes de esta banda habrían participado en unos veinte. En todos, se utilizaron métodos violentos para conseguir su cometido de hacerse del dinero y bienes.

Con los datos y domicilios de los secuaces, el Juzgado de la Dra. María Provítola  ordenó los dos allanamientos en Almagro y Parque Chacabuco para dar con otros tres delincuentes.

Si bien en aquel asalto en Caballito se denunció a tres delincuentes, en la apertura de celdas a partir del teléfono secuestrado en el departamento de Neuquén, daba con una comunicación de la jornada del robo con otra persona lográndose la identificación del cuarto involucrado.

Al momento de los allanamientos, calle Caricancha al 1200, a unos metros de una de las casas a allanar en Beauchef al 1400, en Parque Chacabuco, dieron con uno de los imputados de 20 años, interceptado rápidamente en la vía pública, secuestrándosele un celular Apple Iphone 6.

Como los oficiales que se encontraban en el otro escenario, tenían conocimiento que el delincuente al que fueron a buscar estaba dentro del domicilio, en Venezuela al 4000, los efectivos de los dos grupos hicieron los dos allanamientos simultáneos.

En ese domicilio de Almagro detuvieron a otro de los integrantes de la banda,  paraguayo de 19 años, al que le incautaron un teléfono celular Apple Iphone XS, una computadora notebook Vaio, que había sido robada de la casa de una anciana.

En Beauchef los oficiales decomisaron tres teléfonos celulares todos marca Samsung modelos A 53, J7 y J2, una campera inflable azul y rojo tal que fue señalada por los testigos como parte de la ropa de uno los damnificados.

Mientras los oficiales realizaban el allanamiento en la calle Beauchef, domicilio del detenido momentos antes en la vía pública, el personal policial vio que un hombre miraba hacia el interior de la casa: se trataba del cuatro integrante de la banda sobre quien pesaba la orden de detención, un argentino de 27 años. A este hombre se le secuestró dos teléfonos celulares Samsung modelos J2 y J6 PLUS, que tenía en su poder.

El Juzgado interventor dispuso en las ultimas horas el procesamiento del primer detenido por el delito de “Robo, Privación Ilegitima de la Libertad y Lesiones” y la prisión preventiva de los otros tres miembros de “Los 33 Orientales”.